1960-1969

 

Exposición individual Galería Van Riel (mayo 1960)

Inauguró : Van Riel Florida 659 una exposición de 28 cuadros el pintor Manuel Zorrilla. Figuras y paisajes de Uruguay, Brasil y el Chaco argentino constituyen los temas de sus obras realizadas al óleo, tinta o témpera.

Las variadas apariencias que da a sus motivos – figuración levemente insinuada con pocas pinceladas o empastes muy trabajados- y el diferente carácter que se advierte en unos y otros, desde el de la ilustración anécdotica, que parece seguir las descripciones de un texto, hasta el carácter muralista de algunas composiciones en las que dispone las figuras en planos grandes bidimensionales, manifiestan la inquietud de este pintor que en algunas obras se muestra hasta indeciso como si se hallara en una etapa de experimentación. La paleta de Zorrilla abunda en tonos claros y brillantes, en yuxtaposiciones poco usadas y en acentos fríos. Capta en las escenas correspondientes a las series tituladas “Cosecha de la remolacha” y “Cosecha del arroz” interesantes aspectos de la vida campesina observada con fidelidad y afecto.”  H.A.P. Diario La Prensa  (3 de Mayo 1960)

Exposiciones individuales Galería Van Riel y Galería de Arte del Gran Teatro Opera (octubre 1961)

Zorrilla. Son dos las exposiciones que atestiguan el conocimiento y la  versatilidad de este conocido artista: sus motivos de flores, una interpretación multicolor de la flora tropical en Van Riel y otra aún más variada en la Galería del Teatro Opera.

Lo que vemos en las paredes de la Galería del Teatro Opera son en parte trabajos desconocidos para nosotros que incluyen dibujos, óleos y algunos estudios en cerámica de Zorrilla. Aparte de los paisajes de Corrientes y cinco óleos del Buenos Aires antiguo, es especialmente su trabajo sobre el tema “El gran río” con sus variaciones, su eterno encanto, que adquiere atracción mística de sus figuras simbólicas. Como siempre hay sombras de caballos en sus cuadros, esta vez como complemento de sus claras composiciones que demuestran el arte del autor.

Con esta serie de Mar y Gran Río que se compone de casi 20 cuadros, entra el arte de Zorrilla en un estado nuevo e importante. Su aplicación de colores es más libre, más liviana, podría decirse más artística… desde que emplea una técnica, que, dentro de su arte, nos parece nueva. Completan esta exhibición del teatro Opera algunos motivos de caballos en cerámica y varios dibujos blanco-negro que, junto con su exposición de Tintas en vanRiel, constituyen la más importante obra pictórica del artista. Sigwart Blum Diario Argentinisches Tageblatt (15 de octubre 1961)

Exposición individual Galería de Arte del Gran Teatro Opera (agosto 1964)

Manuel Zorrilla. Óleos, motivos del Tigre, cosechadores de algodón del norte, caballos a orillas del mar, el mundo tropical del Brasil….

Personajes y paisajes tienen en la pintura de Zorrilla un extraordinario intérprete. La lozanía y la delicada fluencia de sus trazos, da a sus cuadros una sensación de alegría serena. La interpretación real prevalece, como siempre, en los trabajos de este artista. Sus figuras, algunas en gran formato, de contornos marcados, ubicados con precisión en el espacio que las rodea, son de una sencillez monumental.  Sigwart Blum Diario Argentinisches Tageblatt (16 de agosto 1964)

MANUEL ZORRILLA. La muestra que realiza Manuel Zorrilla en la galería del Gran Teatro Opera señala la presencia de un artista atento a las inspiraciones del contorno social del tiempo en que vive, unidas a los fueros de su propia fantasía. Mediante un lenguaje plástico coherente pero en general controlado, no se manifiesta con afán de efusión costumbrista; su habilidad de dibujante diestro en el manejo de los colores sortea lo meramente vistoso del tema autóctono, lo transitado. Diseño y color, precisamente, integran el cuadro en la misma medida armónica. Al glosar lo nuestro, su relato no abusa de la anécdota. Sitúase equidistante de la atracción pintoresca en sí y del sentimentalismo sombrío. […]  Raúl Gonzalez Tuñon Diario Clarin (agosto 1964)

EL ARTE DE MANUEL ZORRILLA Buenos Aires – Las 26 piezas – óleos, pasteles y tintas- que el joven pintor argentino Manuel Zorrilla, presenta en la galería del Gran Teatro Opera, son frutos sazonados de un sagaz observador que contempla el mundo circundante con los ojos del alma. Conocedor del oficio en lo que es y representa, practica un impresionismo sobrio y sugerente, haciendo gala de un comprender propio de los que saben que el arte es uno: el que emana de la sinceridad y de la conciencia del hombre.

Los paisajes y las flores son los temas de su predilección, a través de los cuales adviértese la presencia de un romanticismo grato, exhortado por ese “frenesí” creador que delata al “elegido” para el cumplimiento de una elevada misión de belleza y señorío. Halagüeño devenir aguárdale a Zorrilla. Espiritus como el suyo, especie de solícitos “enfermeros”, benefactores son de sus semejantes; pues en su paso terrestre todo lo dan a cambio de una brizna de amor.  Ismo P. Aimi Diario Los Principios  Córdoba  (3 de septiembre de 1964)

 Exposición individual Galería Wildenstein (noviembre 1965)

Manuel Zorrilla. En la galería Wildenstein, Florida 914, inauguró una exposición de óleos y acuarelas el artista Manuel Zorrilla, quien además de pintor es experimentado dibujante y grabador. Esa condición de dibujante se advierte en algunos de los trabajos expuestos, tales como “Bahiana”,  “Plátanos”, y “El Riachuelo”, entre otros, pues en ellos acude a la línea para determinar las formas. […] Entre las acuarelas que presenta Zorrilla destacamos muy especiammente a la titulada “Río Manso”, obra en la cual el expositor demuestra relevantes condiciones de colorista. Entre los óleos, estimamos que el mejor trabajo es “Retrato de mi madre”, un cuadro de excelente factura y gran sensibilidad, tanto en el planteo de la figura como en el color.  Ernesto Ramallo Diario La Prensa  (19 de noviembre 1965)